Recomendaciones para cambiar el enchufe

Seguramente a todos nos ha pasado que nuestros enchufes empiezan a fallar y habéis llamado a un electricista para luego desmayarse con el precio de la factura. Los enchufes que más se dañan con frecuencia son donde enchufamos la plancha, la licuadora, la arrocera, etc. porque normalmente son los que más estamos enchufando y desenchufando y sin darnos cuentas tiramos muy fuerte el cable de la clavija.

 

No obstante, podéis cambiar un enchufe vosotros mismos sin la necesidad de llamar a un electricista si sigues estos pasos paso a paso. Las primeras medidas de seguridad que debéis tomar es la de apagar el interruptor de luz general de la casa que se encuentra en el cuadro de luz, ya que manipularéis cables y así evitaréis accidentes y descargas.También usar zapatos de suela de goma para hacer tierra.

 

También necesitaréis comprar algunas herramientas en caso de que no las tengáis como destornilladores de estría o plano según el caso, un pelacables y un buscapolo, además claro del enchufe nuevo. Si tenéis dudas de cual enchufe comprar, podéis tomarle una foto con el móvil o mostrarle al encargado de la ferretería el enchufe viejo después de que lo remováis de la pared.

Pasos para sustituir el enchufe dañado

Una vez que cumpláis con los requisitos anteriores y de que el ambiente donde vais a trabajar esté seguro, lo primero que debéis hacer es desatornillar el tornillo del embellecedor del enchufe. Algunos modelos de tapa se colocan con presión, estos los podéis retirar haciendo palanca con el destornillador. Luego quitas el enchufe y el armazón de metal desatornillando sus tornillos respectivamente sin dañar los cables en el proceso.

 

Después de desconectar los cables de enchufe viejo, observad bien los cables por si están deteriorados o sueltos. Lo más probable es que necesitéis hacer un empalme usando el pelacables para unir los cables al nuevo enchufe. Recuerda unir los colores respectivos de los cables, y que el cable de tierra que es el amarillo o verde siempre se une a un tornillo del enchufe. Para terminar sigue el proceso inverso para armar el enchufe otra vez a la pared.

 

Ahora solo os queda probar el enchufe. Si seguisteis los pasos correctamente y el enchufe no funciona, lo más seguro es que tengáis una avería del circuito, por lo que tendrás que llamar a un electricista profesional para que arregle el inconveniente cuando pueda, ya que se trata de una tarea más compleja que requiere de la mano de un experto.

 

Espero que estos pasos no os hayan parecido difíciles de seguir y que arregléis vuestros enchufes sin ningún contratiempo. Si no poseéis el tiempo para hacerlo vosotros mismos, os parece muy complicado o tenéis otras tareas más complejas, por lo que necesitáis de un electricista en tu zona que sea de alta calidad y a buen precio, os recomendamos que nos escribáis a nuestras redes sociales o comentarios para saber más al respecto.