Repara fácilmente el interruptor de vuestro hogar

¿A quién no le ha pasado que sus interruptores dejen de funcionar? Seguramente habréis pensado que es la bombilla que se fundió y cuando la habéis cambiado resulta que el interruptor sigue sin encender. No te desesperes, ya que resulta que es una avería muy frecuente en vuestros hogares y también es muy fácil de reparar vosotros mismos sin necesidad de un electricista.

 

Primero debéis tomar unas medidas de seguridad, tenéis que cortar el interruptor de luz de toda la casa en el cuadro de luz para evitar accidentes de descarga eléctrica. Tampoco olvidéis a avisar a vuestros familiares para que no manipulen nada que tenga que ver con electricidad mientras resolvéis el problema. Es recomendable también que uséis zapatos con suela de goma para que hagáis buena tierra.

Pasos para reparar el interruptor

 

Necesitaréis algunas herramientas para empezar a realizar el trabajo: un destornillador plano o de estrella, un pelacables y por supuesto un interruptor nuevo. El primer paso a seguir es remover los tornillos del embellecedor usando el destornillador para ello. Luego retira el interruptor con cuidado de no dañar los cables mientras lo haces. Toma una foto con el móvil para ver recordar la posición original de los cables.

 

Comprueba que los cables estén en buen estado y que no estén cortados o sueltos, Si este fuese el caso, debéis pelar los cables y empatarlos nuevamente para que vuelva a funcionar. Si el interruptor sigue sin prender la luz, entonces probablemente esté roto, Corta los cables y únelos con el nuevo interruptor, guiándote por la foto que tomasteis anteriormente y luego atornilla la tapa nuevamente.

 

Si con esto, tu interruptor sigue sin encender, es posible que estés ante una falla del circuito, por lo cual es mejor que llames a un especialista en electricidad certificado para que repare el problema cuanto antes, ya que es una avería de mayor envergadura. No es recomendable que intentéis hacerlo vosotros mismos, ya que es peligroso para la casa y vuestros familiares. Un profesional sabe lo que hace y os dará seguridad garantizada para vosotros.

 

Como podéis comprobar, reparar un interruptor averiado es una tarea rápida y sencilla de realizar si siguen estos pasos de manera ordenada y sistematizada. En caso de que no tengáis tiempo para realizarlo vosotros mismos o no os interesa el bricolaje, os invitamos a que contactéis con nosotros a través de los enlaces de esta página para que tengáis información sobre electricistas capaces y baratos en tu área.